30 diciembre, 2016

CRÍTICA Y CONTRA CRÍTICA MICOLOGICA


CRITICA Y CONTRA CRITICA MICOLOGICA


Prólogo

 

En remembranza póstuma al compañero y amigo José Manuel Fernández Ruiz el “ruso”, fallecido años ha, y que posiblemente esté descansando en otra Galaxia merecidamente, quiero honrar su memoria, subiendo al Blogger la crítica y contracrítica que se le  hizo inicuamente. 

Después del desgajamiento de lasa comunidades primitivas donde la forma y el fondo de sus quehaceres eran prácticamente nulos, no se podía pensar en dichos conceptos pues bastante trabajo tenía por subsistir debido a la carencia de alimento, habitáculo y vestimenta. Más tarde se sucedieron otras colectividades donde se analizaban las formas y el fondo, que hasta nuestros días fueron cambiando las formas, pero no el fondo que infaustamente sigue siendo más o menos el mismo.

Mucha forma  y poco fondo, es decir, todavía existen muchos dioses menores que quieren seguir siendo creadores menores. Para ello, intentan desesperadamente poner muros para que el resto de los humanos dependan de ellos, cuando los mismos también yerran y se equivocan, porque solo el que algo aporta, en algo se equivoca.

En el fondo quieren cercenar que el resto de los mortales (llamémosles “aficionados”) no adquieran conocimientos, ni aporten ni se inmiscuyan entre (llamémosles “científicos”), porque aquellos no pertenecen al grupo de los dioses menores y la cultura quieren que sea exclusiva de éstos últimos.

Leyendo el artículo divulgado en Boletín de la Sociedad Micológica de Madrid, 23 de 1998, de la crítica que se le hace al gran micólogo José Manuel Fernández Ruiz, por parte del firmante G. Moreno, éste se guarda muy mucho de no exponer en dicho boletín, la repuesta o contra crítica que le hace José Manuel Fernández Ruiz.

Si es cierto, que las recomendaciones que da en el citado artículo son válidas para corregir equívocos por parte de los “aficionados”, no es menos cierto que también se debe corregir los trabajos de los “científicos”

Leyendo la crítica entre líneas, deja entrever cierto resentimiento (esto lo digo por una charla personal que tuve con el inolvidable “ruso”),  por la edición de de la Guía Micológica, tomo 1. Orden Boletales en España que, con sus errores y aciertos sigue siendo una buenísimas Guía de Boletales.

Curiosamente el artículo de G. Moreno, finaliza por felicitar a José Luís Ruiz Fernández, por haber terminado “su libro a toda costa”.

Alfonso Rey Pazos

Vigo, 30 de diciembre de 2016
 
 
 
 
 
 
 
 
 
EPILOGO
 
 
Decía mi difunta madre al llegar los últimos días de diciembre, que salía de la borralla *, y que de nuevo se metía en la borralla, al empezar el año ¡y que razón tenía!

* Borralla, palabra gallega significa en castellano: hollín, ceniza, etc.
 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada